Seleccionar página

Calabacín

Actualmente se desconoce a ciencia cierta el origen del calabacín. Algunos lo atribuyen a Asia Meridional y otros a  América Central. A pesar de eso el nombre del calabacín aparece entre las hortalizas citadas por egipcios y existen pruebas de que también eran conocidos por los romanos.

Características

El color del calabacín es variable. Su piel puede ser lisa o estriada. El fruto es cilíndrico, alargado y carnoso. El tamaño puede llegar a los 50 centímetros de largo y 12 de diámetro. El fruto maduro contiene multitud de semillas de color blanco-amarillento, ovales, alargadas y puntiagudas.